Padre de Marco y David Davalillo

Un adiós para Pompeyo Davalillo

ISMAEL G. GRANADILLO N. / Prensa LVBP

Uno de los hombres más influyentes en el beisbol venezolano dijo adiós al mundo terrenal esta madrugada. Pompeyo Davalillo falleció en la madrugada de este jueves producto de complicaciones en su estado de salud, luego luchar por meses con una infección respiratoria y una insuficiencia renal, que fueron producto de un accidente cerebro vascular que le atacó con anterioridad.

 

El zuliano, que tenía 84 años de edad, dejó un legado importante en la pelota nacional, pues tuvo grandes logro como jugador y técnico. Primeramente fue miembro de los Leones del Caracas por 13 campañas, también fue el cuarto grandeliga criollo, al debutar con los Senadores de Washington en 1953, y tuvo pasantías en el beisbol mexicano y el cubano, en este último como ficha del Cuban Sugar Kings que perteneció al sistema de granjas de MLB.

 

Sin embargo, al momento de dejar los campos como pelotero activo pasó a ser técnico, dirigiendo en la desaparecida Liga de Verano, en la Liga Centro Occidental y en la LVBP con los Tiburones de La Guaira en las zafras de 1976-1977 y 1981-1982, a Caribes de Oriente entre las contiendas 1996-1997 y 1998-1999, y con el equipo campeón de los melenudos en la campaña 1994-1995 y de las Águilas del Zulia en 1991-1992 y 1992-1993. De hecho esos títulos lo colocan entre los managers con más títulos en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, junto a Regino Otero (7), Buddy Bailey (6), José Antonio Casanova y Osvaldo Virgil (4) y Lázaro Salazar (3).

 

En el extranjero, Davalillo también dirigió y es uno de poco venezolanos que ha llegado a ser manager en la Liga Mexicana de Beisbol, pues entre 1964 y 1999 estuvo al frente de los Tigres de Salamanca, Plataneros de Tabasco, Rieleros de Aguascalientes, Mineros de Coahuila, Ganaderos de Tabasco y Algodoneros de Torreón. Los otros criollos que han dirigido en México son Luis “Camaleón” García, su hijo Marco Davalillo y Wilfredo Romero. En la Liga Mexicana del Pacífico lo hizo Carlos Subero.

 

Entre otras de las cosas por las que también se recordará a Davalillo es que fue uno de los fundadores de Criollitos de Venezuela, una de las organizaciones que fomenta el beisbol infantil en Venezuela.

 

Paz a sus restos.