Noticias del día

   
Share
En Caracas

Tigres 4 – Leones 2 (Audios)

ISMAEL G. GRANADILLO N. / Prensa LVBP
Este sábado en el Estadio Universitario de Caracas se pudieron apreciar dos máximas del beisbol, que a veces suenan a clichés, pero que resumen lo que fue el primer triunfo de los Tigres de Aragua en esta naciente temporada. Los felinos rayados se impusieron 4 carreras por 2 a los Leones del Caracas, que luego de tres desafíos se unen a los Tiburones de La Guaira como los únicos conjuntos que aún no saben lo que es ganar en la 2012-2013.

Para los Tigres este fue su primer éxito en tres cotejos.

La primera máxima que se puso en práctica en el encuentro fue: “para ganar hay que hacer las jugadas de rutina”. Los Leones, que habían realizado tres doble plays en el partido, no pudieron realizar un cuarto en el noveno inning, que hubiese puesto fin al partido, y ello dejó con vida a los Tigres.

Después de un ponche a Luis Maza abriendo esa entrada, Alex Romero y Ramón Flores –este último de emergente- sonaron sencillos. Oswaldo Arcia la rodó por la segunda base, pero el tiro de Luis Rodríguez a Hernán Pérez fue abierto y ello forzó al campocorto no sólo a salirse de la base para retener la pelota, sino a hacer un tiro desviado a la inicial que dejó la bases llenas.

José Gregorio Martínez vino a consumir turno. El camarero, que este año fue nombrado Jugador del Año por el Corpus Christi, ya había dado un sencillo en la quinta entrada, algo que repitió esta vez, pero con un poco más de fuerza, pues la pegó de un rebote en la barda de la izquierda y produjo el empate.

“De verdad en ese momento sólo trate de ver la pelota para poder conectarla. En los juegos anteriores no había podido batear y esta vez me concentré para tener un buen partido”, expresó el infielder luego de concluir el juego. “Gracias a Dios las cosas se dieron. Creo que en buena medida Esto se debe a la hermandad tigrera que tenemos en el equipo”.

A partir de allí el Caracas entró en presión, pues con hombres en posición de anotar, le dio un boleto intencional a Ramón Castro para volver a llenar las bases, esta vez para enfrentar a Jonel Pacheco, quien entró como reemplazo defensivo y quedó en el turno de Guillermo Rodríguez. El veterano jardinero sonó sencillo que trajo dos rayitas más y le dio cifras definitivas al partido.

“Salí concentrado de la banca. Quería remolcar aunque fuese una carrera. Este o no jugando desde el comienzo del juego estoy concentrado desde el primer inning. Ando pendiente del juego y sé lo que debo hacer si el equipo me necesita para batear o fildear”, dijo el patrullero.

Y así fue que se aplicó la segunda máxima: “hay que aprovechar los errores del contrario”.

Les aguaron la fiesta

Leones, que jugó su primer partido como local esta temporada, realizó una serie de actos con motivo del 70 aniversario de la franquicia antes del empezar el encuentro; sin embargo, una vez que se cantó la voz de playball, la fiesta pasó un segundo plano porque los problemas ofensivos del club en los primeros encuentros siguieron presentándose en este.

Caracas sólo había podido anotar una rayita en los dos compromisos previos y esta vez pudo sumar un par de anotaciones en una mismo duelo por primera vez en la zafra. Los bates capitalinos anotaron en el séptimo, producto de  un sencillo de Tyler Barnes y, en la baja del octavo, añadirían la segunda y última por cuadrangular a la izquierda de Carlos Rivero.

Rick Sweet, manager del club, se mostró consternado después del partido. “Siempre es duro perder en el noveno inning”, dijo el piloto estadounidense. “El juego lo perdimos por los errores que cometimos. Para ganar hay que hacer 27 outs, no 32 o más y por ello debemos seguir trabajando. Esta no será la primera vez y la última que estos muchachos pierden un juego así, pero lo ideal es que (las derrotas) no sigan ocurriendo”.

A continuación encontrará algunas declaraciones de los protagonistas: