Noticias del día

   
Share
En Barquisimeto

Cardenales 9 – Leones 2

ISMAEL G. GRANADILLO N. / Prensa LVBP
Lara casi casi se ha convertido en tierra indomable para cualquier rival de Cardenales. De las siete victorias que tienen los pájaros rojos en esta postemporada, seis han llegado en su nido, el estadio Antonio Herrera Gutiérrez. La última ocurrió este jueves contra los Leones del Caracas con marcador de 9 carreras por 2, apoyados en el bateo de Luis Jiménez y el sólido pitcheo de Ken Ray.

“Una de nuestras principales armas es el público”, exclamó Jiménez a la TV después del encuentro. “En este parque la gente mete presión, está muy pendiente de cada detalle del juego y eso ha llevado a que escuchemos de otros equipos que no les gusta venir para acá. Esperemos que eso siga siendo así”.

Y es que los crepusculares hicieron valer su localía desde el mismo primer inning. Luis Jiménez enganchó un pitcheo de Guillermo Moscoso que depositó en las gradas del jardín izquierdo, para traer las primeras tres anotaciones del juego, pues el bambinazo, su tercero de esta semifinal, encontró a Yangervis Solarte y a Paulo Orlando (embasados por sencillos), en circulación. Las tres carreras le permitieron al zurdo, además, llegar a 14 producidas y así colocarse detrás de Pablo Sandoval (16) y CJ Retherford (15) en el liderato de este renglón ofensivo.

Sin embargo, Caracas no se amilanó y en su siguiente oportunidad al bate se acercó en la pizarra. Daniel Mayora empezó el segundo con triple, luego Bob Abreu le siguió con un hit al centro e inmediatamente después Yorvit Torrealba le impulsó con un doble al jardín izquierdo.

Con ventaja de una carrera, Ken Ray logró mantener a raya a la ofensiva de los melenudos en los innings siguientes, para terminar con una actuación de 6.0 entradas, en las que cedió cuatro hits, dos carreras (todas limpias), con un boleto y cuatro ponches. El estadounidense dejó en 4.91 su efectividad en el Todos contra Todos.

Ese desempeño le dio, por otro lado, la oportunidad a Lara de seguir fabricando anotaciones, pues en el quinto Retherford trajo una con elevado de sacrificio y luego en el sexto Cardenales puso el 6-2 después con un rally de dos anotaciones. Joe Thurston fue golpeado; Anderson de La Rosa se sacrificó para ponerlo en segunda y luego de un rodado de Gabriel Noriega, Solarte pegó línea al left para la primera del inning. Solarte, después, se robó la segunda y llegó a tercera por un error de la defensiva caraquista y de allí anotó por wild pitch.

Lara puso cifras definitivas en la pizarra, luego que Luis Valbuena soltara un doble con las bases llenas que remolcó las últimas tres rayitas del equipo y que anotaron Solarte, Jiménez, y Retherford.

“Todos aquí estamos enfocados y contentos con lo que estamos haciendo”, añadió Jiménez, mientras analizaba el triunfo de esta noche, el cual les permite igualar a los propios caraquistas en el segundo lugar de la tabla de clasificación. “Lo bonito de todo lo que estamos experimentando en esta campaña es que hemos demostrado entrega en el terreno. No pensamos mucho en el futuro. Creo que si seguimos haciendo las cosas como van creo que tendremos mucho chance de llegar a la final”.